"Bienaventurados los que no tienen hambre de justicia, porque saben que nuestra suerte, adversa o piadosa, es obra del azar, que es inescrutable."
Jorge Luis Borges


Cargando [ CPFed ]